Canguro

Carnes Exóticas Wagyu

Históricamente unida a los aborígenes de Australia, la carne de canguro es una carne muy rica en proteínas, baja en grasa y con una concentración de ácido linoleico muy alta comparada con otros alimentos, lo que es indicador de beneficios para la salud (anti-diabetes, reducción de la obesidad y la aterosclerosis y un largo etc.) y es una de las carnes más sanas y nutritivas que podemos encontrar en todo el mundo.

Aunque en Europa no esté extendido su consumo, en Australia es uno de las carnes más populares.

Su carne tiene un sabor pronunciado y nos puede recordar a la carne de caza. El solomillo del canguro, es su pieza más preciada y nada tiene que envidiar al de ternera o de buey, incluso nos atreveríamos a decir que es más tierno, suave y sabroso.

Su aporte calórico, como comentábamos, es muy bajo y apenas tiene un 2% de grasa, frente a la de vacuno que tiene un 12%. También dispone de un alto contenido en hierro y zinc.

Su parte más noble es el solomillo y se recomienda, a la hora de cocinarlo, muy poco aceite, mucha temperatura y muy poco tiempo, vamos, como el solomillo de vacuno.